¿Que significa el Desorden en tus espacios y en tu vida?

¿Alguna vez te has puesto a pensar que significado tiene la acumulación de cosas?

La acumulación de cosas o “Desorden” se relaciona con diferentes clases de miedos, como miedo al cambio, a ser olvidado o a olvidar y a la carencia. Además de los miedos el desorden simboliza confusión, falta de enfoque, caos, inestabilidad y puede significar incertidumbre acerca de tus metas, tu identidad o lo que quieres de la vida.

Un aspecto para tener en cuenta en el momento de analizar el significado del desorden es el lugar de la casa en el que se encuentra, ya que esto nos dará información sobre qué área es “problemática” en tu vida.

La acumulación de demasiados objetos transmite una energía que genera saturación de ideas y confusión a la hora de definir y estructurar nuestros proyectos y planes, por lo tanto, altera el camino para obtener nuestras metas, bloqueando las oportunidades y haciéndonos perder tiempo.

La señal que emite el desorden depende del lugar en el que éste se encuentra, por lo tanto, aquí entramos a ver que miedos y/o emociones se están manifestando:

Significado del desorden según el lugar de tu casa

Has una inspección rápida (mentalmente) y piensa: ¿Has guardado objetos rotos o dañados por un buen tiempo pensando que algún día los vas a arreglar? Pues esta acción simboliza promesas y sueños rotos y si se trata de electrodomésticos, artículos electrónicos y/o muebles y estos se encuentran en la cocina o en el baño, significa problemas de salud y riqueza.

¿Que pasa cuando tenemos antigüedades u objetos heredados? Éstos se impregnan de la energía de aquellas personas a las que han pertenecido, por lo tanto, te recomiendo hacer un ritual de limpieza que puede ser con incienso o con aceites de esenciales naturales de algún cítrico como naranja, limón, toronja o mandarina. En lo posible, cualquier objeto que llegue a tu casa debería ser limpiado energéticamente ya que no sabes por cuantas personas ha pasado ni la calidad de sus vibraciones.

Al desorden lo podríamos clasificar en Nuevo y Antiguo:

Desorden nuevo: Indica que estás haciendo demasiadas cosas a la vez y que no te estás enfocando en lo que debes hacer por lo tanto has perdido la dirección. Este tipo de desorden incluye ropa amontonada, juguetes o artículos deportivos puesto en cualquier lugar, cosas que has usado recientemente y que no has vuelto a poner en su lugar, etc.. Casi todos tenemos en nuestro hogar este tipo de desorden en alguna medida por la forma acelerada en que vivimos. Organizar este tipo de desorden cuanto antes te ayudará a ser una persona más centrada y efectiva en tu vida diaria.

Desorden antiguo: Tiene relación con objetos que no has usado desde hace un largo tiempo y que están acumulados en la bodega, ático, garaje, armarios, muebles que no abres con frecuencia, papeles de trabajo viejos, cuadernos de apuntes del colegio o de la universidad muy antiguos y documentos en tu computador que ya no usas o que ni te acordabas que los tenías o peor aún, que cuando los necesitas no tienes ni la más remota idea del lugar en el que quedaron archivados, revistas de hace más de 6 meses o ropa que no te has puesto en más de un año. Esto es reflejo de que estás viviendo en el pasado y estás dejando que tus viejas ideas y emociones se apoderen de tu presente y esto a la vez evita que nuevas oportunidades y personas entren en tu vida.

10 cosas que puedes hacer hoy mismo para controlar el desorden:

 

  1. Deshazte de lo más grande primero: por ejemplo, la máquina de hacer ejercicios que solo usas para secar la toalla.
  2. Devuelve las cosas que te hayan prestado, cds, libros, ropa, herramientas, artículos de cocina.
  3. Levanta todo lo que esté en el suelo y colócalo en un canasto o bolsa hasta que puedas tomarte el tiempo de poner cada cosa en su sitio.
  4. Reúne revistas, catálogos y periódicos en una bolsa o canasto.
  5. Saca del armario por lo menos 10 prendas que no hayas usado en el último año y dónalas. Aprovecha el cambio de estación para no guardar ropa que ni miraste durante la temporada que acaba de terminar.
  6. Limpia las ventanas, es una manera figurativa y literal de dejar entrar la luz a tu vida. Te aseguro que ver los vidrios impecables te dará un nuevo aire y te hará sentir feliz.
  7. Desocupa los cestos de basura de baños, cocina y oficina ya que representan cosas que ya no necesitamos ni queremos en nuestras vidas.
  8. Saca de los cajones de tu armario los calcetines sueltos que han perdido su par, puedes usarlos para limpiar muebles.
  9. Despeja el escritorio; desecha papeles que ya no uses y archiva los que te serán de utilidad más adelante.
  10. Deshazte de lápices y marcadores que no funcionen.

 

Bueno, y cómo dice una muy buena amiga: “Entre menos objetos, menos polvo habrá que limpiar”, y aunque suene gracioso, te cuento que siempre que veo algo de todo mi gusto para mis espacios, durante mi intención de compra me pregunto si realmente “necesito” tener ese objeto y si tengo un buen lugar para colocarlo y esta frase siempre llega a mi mente para ayudarme a tomar la decisión acertada. Te recomiendo que la apliques porque funciona bastante bien 😊


Y para resumir:

Tienes el poder de transformar tus espacios en lugares sagrados, de reconciliarte con ellos y de amarlos. Verás que una vez armonizados, se convertirán en tus sitios favoritos, en donde encontrarás más sentido a tus días descubriendo que cada vez eres una persona más asertiva en tus decisiones y más creativa en tus planes y proyectos siguiendo éstos simples pasos:

1er paso: Entender mi desorden, comprender que estoy recibiendo una señal y que existe una razón o emoción por la cual lo generé.

2do paso: Acomodar y ordenar todo lo que está desordenado despejando el espacio.

3er paso:  Limpiar y armonizar la energía de mis espacios de vida, así yo podré estar en equilibrio también.


En Amor y Luz

Fuente:  Elizabeth Romero - Akasha Sanación Integral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *